Salud

Enfermedades que se presentan en la cavidad oral se agravan por el consumo de tabaco

El consumo de tabaco según la Organización Mundial de la Salud cobra la vida de más de 8 millones de personas anualmente, entre ellos, 7 millones de fumadores activos y más de un millón de no fumadores afectados por el humo de fuente ajena, incluyendo un millón de personas en las Américas.

El cigarro afecta también la salud bucodental drásticamente, ya que, agrava enfermedades como la caries dental y puede constituirse en un factor de alto riesgo para contraer cáncer bucal.

Asimismo, existen informes que señalan que una persona que fuma constantemente, tiene 5 a 20 veces más posibilidades de padecer enfermedades dentales y periodontales a comparación de un no fumador y puede incrementarse si el tiempo que fuma, es mayor.

Es por ello, que dejar de fumar es de suma importancia para nuestra salud bucal y general.

Situación en le Perú

En el Perú, el Ministerio de Salud ha indicado que el 8% de la población inicia el consumo de tabaco a los 15 años, esto significa que están expuestos a la nicotina, desde esta edad, a sufrir serios daños en su salud en general.

De otro lado, un 85% padece alguna enfermedad periodontal y casi el 98% de la población adulta presenta caries dental.

El tabaco y la caries dental

El consumo de tabaco favorece el crecimiento de la placa bacteriana, ya que, al disminuir el flujo salival ocasiona la aparición de lesiones cariosas que pueden causarle a los fumadores posteriores consecuencias como una destrucción dentaria, dolor e infecciones dentales mucho más severas.

Mal aliento

El consumo del cigarrillo provoca xerostomía, conocida como sequedad e irritación de las mucosas de la boca, así como de las vías respiratorias.

Esto unido a la nicotina y el alquitrán que se inhala por el humo de tabaco lo que forma una capa pegajosa en el interior de los pulmones dañándolos seriamente y que hasta puede llevarlos a un cáncer de pulmón.

También ha desarrollar enfisema que es una afección pulmonar que causa dificultad para respirar o también otros problemas pulmonares.

Además, otros aditivos del tabaco generan a su vez una defectuosa higiene bucal y, por lo tanto, mal aliento.

PERIODONTITIS

La periodontitis conocida como la enfermedad de las encías y del hueso que da soporte al diente, puede conllevar a la pérdida piezas dentales.

Según un informe de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración se estima que entre el 30% y 40% de los casos de periodontitis crónica se han presentado como consecuencia directa del consumo de tabaco.

tabaco

El tabaco y el cáncer oral

El cáncer oral es considerado como una de las peores enfermedades que puede ocasionar el consumo del tabaco, este provoca miles de muertes cada año.

Al respecto, Sanitas Data Salud señala que, entre el 75% y el 90% de los casos están vinculados al consumo del tabaco y alcohol.

Finalmente, en los últimos años, se determinó que pacientes afectados por el covid 19 que presentaban una mala salud bucal tuvieron serias complicaciones en otras partes de su cuerpo e incluso empeoraron por ello su pronóstico de superar la enfermedad y si a esto se le suma el consumo de tabaco, las consecuencias que traería serían mucho más graves.

Recomendaciones a la población

Es por ello, que le recomiendo a la población cuidar su salud bucal, mejorando su estilo de vida evitando el consumo de licor y tabaco.

Asimismo, mantener una buena higiene bucal que implica lavarse los dientes tres veces al día como mínimo.

Utilizar un cepillo dental de cerdas suaves, una pasta fluorada, hilo dental y complementar su limpieza con un enjuague bucal con CPC (Cloruro de cetilpiridinio). Además, realizar una visita periódica, mínimo dos veces al año, a su dentista.

A su vez, las personas que consumen tabaco frecuentemente deben beber agua en promedio 2 litros al día, ya que, su hidratación será primordial pues el tabaco disminuye la producción de saliva, dejando la boca seca y expuesta así a diversas enfermedades orales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba