Salud

¿Qué hacer para mantener nuestro corazón sano?

El corazón es un músculo encargado de bombear la sangre continuamente, a través de una red de vasos sanguíneos, (arterias y venas) con lo que garantiza una adecuada nutrición y oxigenación de cada una de las células de nuestro organismo.

La salud depende de una correcta funcionalidad e integridad de todo el organismo; sin embargo, los órganos de importancia vital son el corazón, los pulmones y el cerebro.

El corazón es un músculo encargado de bombear la sangre continuamente, a través de una red de vasos sanguíneos, (arterias y venas) con lo que garantiza una adecuada nutrición y oxigenación de cada una de las células de nuestro organismo.

Por ello, es importante que sepamos que cuando se afecta el corazón y/o los vasos sanguíneos, ello nos puede causar una enfermedad cardiovascular.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en América, con 2 millones de fallecidos cada año.

Destaca la Hipertensión Arterial (HTA) como la enfermedad más común y representa más del 50% de las enfermedades cardiovasculares; más de una cuarta parte de las mujeres y cuatro de cada diez hombres en América padecen de HTA.

Sin embargo, existen otros problemas de salud que también pueden afectar al corazón y vasos sanguíneos, como son la obstrucción de las arterias coronarias – que puede llevar a un infarto cardíaco-, las alteraciones del ritmo cardíaco -como son las arritmias-, las enfermedades de las válvulas cardiacas (¿han oído hablar de los soplos?), entre otras.

Recomendaciones para mantener sano nuestro corazón

Como dijimos, el corazón es un músculo, y como el resto de los músculos, debemos cuidarlo para mantenerlo sano y fortalecido, para lo cual se recomienda adoptar una serie de hábitos de vida saludable:

– Debemos decirle no al tabaco y reducir el consumo de alimentos ricos en grasas (colesterol) y azúcares, pues pueden dañar nuestras arterias y finalmente al mismo corazón.

– Evitar la vida sedentaria es fundamental, el ejercicio debemos practicarlo regularmente y de acuerdo con nuestras preferencias, edad, estado físico, entre otros. Desde caminar, nadar, bailar y todos aquellos que nos mantengan activos son muy buenos para el corazón. El reto es empezar y mantener la continuidad para llegar a los 30 minutos diarios de ejercicio.

– Otros hábitos saludables son evitar o disminuir el consumo de sal, reducir y evitar el estrés. Si tenemos HTA, diabetes mellitus o altos niveles de grasa en la sangre (dislipidemia), debemos cumplir un tratamiento médico continuo y controlado, además de mantener buenos hábitos de higiene.

Señalamos entonces que evitar el tabaco, mantener una dieta sana y el ejercicio físico regular son las principales recomendaciones que benefician al corazón y depende de cada uno de nosotros implementarlas. Destacamos también que las enfermedades cardiovasculares son más controlables si se detectan temprano, por eso es muy importante el examen o chequeo preventivo anual y consultar con tu médico acerca de la salud de tu corazón.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba