Informe

Un páncreas artificial es probado con éxito

Mecanismo ayudaría a pacientes con diabetes tipo 2.

El sistema novedoso que simula un páncreas resultó ser el doble de eficaz para controlar la enfermedad en comparación con el tratamiento estándar.

Un páncreas artificial, formado por un dispositivo impulsado por un algoritmo para personas con diabetes tipo 2, duplicó el tiempo que permanecían pacientes en un rango objetivo de glucosa y redujo a la mitad el de niveles altos, en comparación con el tratamiento estándar.

Respecto a su funcionamiento, el páncreas artificial es un dispositivo que combina un monitor de glucosa convencional y una bomba de insulina con una aplicación desarrollada por el equipo, que se ejecuta mediante un algoritmo que predice cuánta insulina se necesita para mantener los niveles de glucosa en el rango objetivo.

Como se sabe, la diabetes tipo 2 hace que los niveles de glucosa (azúcar en sangre) sean demasiado elevados. Su tratamiento convencional se rige a un estilo de vida sano con una mejoría en la dieta y más actividad física. Además, del consumo de la medicación apropiada para que se mantengan bajos los niveles de glucosa. Sin embargo, no siempre los resultados son óptimos con los tratamientos habituales, es por ello, que se creó el páncreas artificial, con el objetivo de brindar otra alternativa.

Por otro lado, el equipo encargado de realizar el mecanismo novedoso utilizó varias medidas para evaluar la eficacia del páncreas artificial. La primera fue la proporción de tiempo que los pacientes pasaban con los niveles de glucosa dentro de un rango objetivo. Por término medio, los pacientes que utilizaron el páncreas artificial pasaron dos tercios (66%) del tiempo dentro de ese intervalo, el doble que el otro grupo (32%).

Ningún paciente experimentó niveles de azúcar en sangre peligrosamente bajos (hipoglucemia) durante el estudio y solo uno tuvo que ser hospitalizado mientras utilizaba el páncreas artificial debido a un absceso en el lugar de la cánula de la bomba.

El equipo tiene previsto llevar a cabo un estudio multicéntrico mucho más amplio a partir de sus hallazgos y ha presentado el dispositivo para su aprobación reglamentaria con vistas a comercializarlo en pacientes ambulatorios con diabetes de tipo 2.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba